Log in   | 

   English Spanish

Como cada año por estas fechas, nos encontramos con …¡la vuelta al cole!. Ese gran día que implica el comienzo de una nueva etapa y una mezcla de intensas emociones para todos los niños y niñas en edad escolar.

Al tiempo que unos se muestran entusiasmados y con ganas de volver y reencontrarse con sus compañeros y amigos, otros vivencian este momento con ciertos temores e inquietudes después del descanso estival.

Como padres y madres, podemos ayudarles a disfrutar de un buen inicio de curso y que estos primeros días sean lo más motivadores y fáciles posible, favoreciendo su adaptación escolar y su proceso de enseñanza-aprendizaje.

Os ofrezco una serie consejos que os pueden ayudar a que vuestros hijos e hijas empiecen el nuevo curso de la mejor manera posible.

 1.  Recuperar las rutinas

Durante la semana anterior a la vuelta al cole es recomendable  acostumbrar  a los niños y niñas, de forma gradual, a los horarios que suelen tener a lo largo del curso escolar, especialmente en cuanto a sueño y alimentación.

El primer día de colegio despertar a nuestros hijos con el tiempo suficiente para evitar las prisas y facilitar que se sientan tranquilos y contentos. Una buena idea sería preparar un ”desayuno especial” para el primer día de cole. Además de empezar el día con alegría, les ayudará a afrontarlo con la energía necesaria. No olvidemos que el desayuno es primordial, facilitando también la atención y concentración y ayudando a desarrollar la memoria.

2. Preparar el material con tiempo e involucrar a los niños

Es recomendable tener todo el material necesario preparado una semana antes del inicio de las clases. Si lo dejamos para el último día, nos agobiaremos por no tenerlo preparado y además evitaremos olvidos de última hora.

En este sentido, resulta motivador hacer a nuestros hijos partícipes de los preparativos relacionados con la vuelta al cole. Que puedan escoger la mochila, estuche u otros materiales, que acompañen a la compra de los libros de texto y que los organicen en el lugar correspondiente, les ilusionará y ayudará a tener más ganas de comenzar el colegio.

 3. Sorprender y motivar

Además del desayuno especial del primer día, también podéis despertarles con su canción favorita y sorprenderles con una “nota motivadora” dentro de la bolsa del almuerzo. Para los más pequeños, una cara contenta y un corazón, y para los que ya saben leer, frases como “¡Que tengas un estupendo primer día de cole!” o “¡¡Te quiero, pásatelo genial!!”. Además de sorprenderles y sacarles la mejor de sus sonrisas, conseguiréis reconfortarles, ofrecerles la seguridad que necesitan y ayudarles a que vivan con ilusión cada momento.

Cuando salgan del colegio, es aconsejable que no les acribillemos a preguntas. Hay niños que necesitan un poco más de tiempo para compartir las vivencias y emociones del día. Si vuestro hijo o hija es de los que le cuesta contar cómo le ha ido, podéis sorprenderle contándole cómo os ha ido a vosotros. Seguro que también se anima a compartir anécdotas del día.

Y para los más pequeños:

 

 Acercarse al colegio unos días antes:

Tomar contacto y familiarizarse con su nueva escuela, les ofrece seguridad y les ayudará a tener un primer día más fácil. Dar un paseo por la zona, contarle que ese va a ser su nuevo cole, o ver fotos de los diferentes espacios del centro, siempre puede resultar una buena idea.

 Ofrecer información:

Es importante explicarles quién les llevará al colegio, quién les recogerá,  con quién van a estar, y si se van a quedar al comedor escolar o al aula vespertina. Especialmente en edades más tempranas, lo desconocido asusta y genera intranquilidad. Si les ofrecemos la información necesaria, les aportamos seguridad y confianza, y favorecemos que puedan pasar un buen día en el cole.

 

 Y cuando llegue ese primer día, recordad:

No os vayáis sin despediros ni a escondidas. Demostrar que les dejáis en buenas manos.

La despedida tiene que ser breve, siendo fundamental mostrar alegría y confianza. Podéis utilizar frases como: “La mamá/el papá se van a trabajar. Pásatelo fenomenal. Nos vemos a la tarde.” Y acompañar con un beso y un abrazo.

En unas horas, terminará la jornada escolar y podréis disfrutar nuevamente de tiempo en familia.

¡Ánimo, mamás y papás!

Y como siempre, grandes dosis de cariño y paciencia.

¡Feliz curso!

 

Sonia Navas Costa

 Psicóloga – Orientadora educativa

Colegio Plurilingüe Martí Sorolla

Grupo Sorolla Educación