Log in   | 

   English Spanish

A partir de la próxima semana los menores de 14 años podrán salir a pasear acompañados por un adulto. Esta situación es algo atípico para ellos y por este motivo os dejamos una serie de pautas que esperamos que os faciliten la gestión de estas salidas para afrontarlas con la mayor naturalidad posible y que se conviertan en experiencias positivas para los pequeños.

– A poder ser, fijar siempre el mismo momento para realizar las salidas, debe formar parte de la rutina de los niños y niñas. Trasladar este hecho como un momento de descanso, planteándolo de manera motivadora para el niño o niña.

-Por un lado, anticipar qué se van a encontrar cuando salgan a la calle, incluso se puede apoyar de alguna imagen que encontremos por internet.

  • Pocos coches circulando.
  • Personas con mascarillas y guantes. Explicarles por qué.
  • Colas en los supermercados o farmacias guardando la distancia social.
  • Acercamiento a posibles personas conocidas que se puedan encontrar manteniendo el distanciamiento social.

-Por otro, anticipar la información de la salida a los niños y niñas. Se debe explicar previamente:

  • En qué va a consistir la salida a la calle. Qué cosas se pueden hacer y cuáles no y darles un razonamiento de ello.
  • Aclararles qué normas se deben cumplir (si hay que llevar mascarilla, distancia social con otros niños, hacer caso a las indicaciones de mamá o papá, utilizar gel desinfectante de manos, …). Importante tener en cuenta la información proporcionada por el ministerio de sanidad.

-No utilizar el momento de salida como un castigo, es decir, que no haya privación de este si no ha cumplido alguna premisa dada anteriormente.

-Aprovechar las salidas para desconectar. Durante el paseo permitido se pueden realizar juegos como:

  • Veo, veo.
  • Imagino lo que no puedes ver: una persona tiene que pensar, por ejemplo, en un objeto, un edificio importante o un animal, y los demás tienen que adivinar de qué se trata haciendo preguntas que solo se pueden responder con un sí o un no.
  • Crear oraciones con nombres de tiendas o números de matrículas de coche que se encuentren en nuestro entorno.
  • Contar cuántos coches hay de un determinado color.
  • Mirar las nubes y decir qué forma tienen.
  • Inventar historias con algún objeto de la calle.
  • Para trabajar la parte más psicomotora utilizar recursos como: saltar una baldosa sí una no, hacer pequeñas carreras localizando tapas de alcantarilla, andar colocando un pie delante de otro, realizar un pequeño circuito de saltos (damos 2 saltos cortos y uno grande, por ejemplo, o saltamos como los canguros), utilizar los animales para andar como ellos (por ejemplo, andamos para atrás como los cangrejos, hacemos “S” como las serpientes).

– Quizá tener un marcador de tiempo o poner en marcha un cronómetro puede ayudar como anticipación de la duración de la salida. Se pone en marcha al salir a la calle y cuando suene indicar que hay que volver a casa, remarcando que otro día puede haber otra salida.

Disfrutar de estos momentos en compañía de vuestros hijos e hijas y aprovechar para que caminen y “respiren” fuera de casa, y sea un momento feliz.

Patricia Pastor y Noelia Montoya

Cabinet orientation

Julio Verne School

Grupo Sorolla Educación